Generalmente se debe a una enfermedad capilar llamada alopecia que genera la pérdida de cabello esto puede darse por la tiroides, desnutrición, estrés o problemas hormonales, también puede ser genética, problema psicológicos o exposición al ambiente, pero es cierto que existen varios tratamientos o estilos de vida que ayudan a prevenir la caída.

¡No te alarmes! Los cabellos que perdemos en la ducha o que se quedan en el cepillo se deben a la caída natural, pero si al despertar ves en tu almohada más de 5 o 7 cabellos es un indicio de alopecia.

¿Qué debes hacer?

Aprovecha el momento en que te estés duchando para darte un masaje capilar esto con el fin de mejorar la circulación de la zona capilar. No es necesario utilizar shampoo todos los días pues eso elimina la grasa natural del cabello perjudicando algunos tipos de alopecia.

Elige el shampoo correcto esto quiere decir que debes estudiar el tipo de pelo que tienes si es graso, tinturado, seco o quebradizo, en el mercado se encuentran muchas referencias que te ayudan a controlar esos problemas capilares.

La mala alimentación y las dietas que no llevan un estricto control de un profesional provoca que el cabello no tenga brillo y se vea sin vida. Una dieta vegetariana, ayuno o muchas calorías pueden provocar la caída del cabello.

Fumar es uno de los factores que ayudan a la caída y no regeneración del cabello, esto se debe a que el tabaco impide la correcta oxigenación capilar haciendo que se dificulte el crecimiento del folículo.

Para tener un cabello sano y fuerte debes cuidar tu alimentación además de consumir vitaminas b, c y d además de los minerales que encontramos en la comida como carnes rojas, pescado y verduras, hacer ejercicio y evitar fumar

 

Etiquetas : recientes

Dejar un comentario