Desde el año 2013 se celebra el Día Internacional de la Felicidad, este fue decretado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y se creó para hacer un reconocimiento del importante papel que desempeña este sentimiento en la vida de las personas. El reconocimiento vino acompañado de una resolución que busca que los países sean más inclusivos, equitativos, equilibrados y que a su vez busquen promover el desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza, la felicidad y el bienestar de las personas.

Pero la idea inicial no la tuvo la ONU sino el Reino de Bután que considera que la tasa de la Felicidad Nacional Bruta (FNB) es más importante que el Producto Interno Bruto (PIB). La tasa de la felicidad en Bután se mide en el bienestar psicológico, el uso del tiempo, la vitalidad, la cultura, la educación, la diversidad ambiental, nivel de vida, la salud y el gobierno.

Este decreto es apoyado también por el informe que realiza la ONU que lleva por nombre Worl Happiness Report, allí se califican  156 países de acuerdo a los niveles de felicidad que expresa la población. El reporte se basa en 6 criterios como lo son PIB, ayudas sociales, vida sana, esperanza de vida, libertad de elección, generosidad y percepción de la corrupción.

Los países nórdicos marcan la tendencia dentro del informe como los países más felices del mundo encabezados en el año 2018 por Finlandia y Noruega, esto se debe a la calidad de vida de sus habitantes y al positivismo que tienen frente al gobierno y la economía de su país.

Los países latinoamericanos ocuparon estos puestos durante el 2018: México (24), Chile (25), Brasil (28), Argentina (29), Uruguay (31), Colombia (37), El Salvador (40), Nicaragua (41), Ecuador (48), Bolivia (62), Paraguay (64), Perú (65), Honduras (72) y Venezuela (102).

Etiquetas : slider

Dejar un comentario