Deja a un lado las cremas con minerales y componentes sacados de lo más profundo de la tierra, lo que debes hacer es ¡yoga facial! Varias investigaciones han demostrado que fortalecer los 57 músculos de la cara y el cuello permite recuperar la elasticidad haciendo que el rostro luzca mucho más joven.

Los ejercicios son muy fáciles pues consisten en estirar, masajear y presionar el rostro, lo que elimina fácilmente las líneas de expresión y activa la circulación. A continuación te enseñaremos algunos de los ejercicios que debes realizar:

Para empezar la rutina de ejercicios debes calentar y relajar los músculos y la piel, masajea suavemente golpeando la piel con las yemas de los dedos

Mejillas:

Respira profundo, inspira y llena tus mejillas con aire. Luego masajea suavemente con las yemas de tus dedos, da suaves golpecitos. Sostén esta posición por 8 segundos y bota el aire lentamente.

Asegúrate de que los cachetes estén firmes mientras realizas los ejercicios

 

Estira tus labios hacia el frente y sostén por aproximadamente15 segundos, luego relaja tu boca. Haz 20 repeticiones, recuerda tensar bien los músculos.

 

 Coloca tus dedos índices en los extremos de la comisura de tus labios presiona y lleva tus labios lo más alto que pueda. Tensa la piel y sostén 10 segundos, repite 10 veces.

Con tus dedos estira tus labios horizontalmente lo más que puedas, tensa los músculos y sostén por 8 segundos, repite 7 veces.

Párpados:

Los párpados son una de las partes más delicadas de nuestro rostro, no debemos maltratar esta zona, pues es una de las más propensas a desarrollar arrugas prematuras. Por lo que es importante mantener tonificada esta parte de la cara

 

Con los dedos índice y pulgar estira tu piel, parpadea 15 veces manteniendo tensionada la piel, también intenta levantar las cejas. Repite el ejercicio 10 veces y evita la flacidez de los parpados superiores.

Coloca los dedos índices cerca al lagrimal y ejerce presión, al mismo tiempo parpadea 15 veces. Repite 5 veces el ejercicio.

Posiciona los dedos de ambas manos en la frente sin que se toque, presiona hacia arriba. Mantén la postura por ocho segundos.

Etiquetas : recientes