La formación técnica adquiere cada vez más importancia en la industria nacional y mundial. Ahora los cargos son más especializados y las compañías buscan la solución de problemas puntuales en el menor tiempo posible, esto ha provocado un aumento en la demanda de técnicos que cuentan con conocimientos específicos.

Cuando estudias un técnico estás centrándote en un área, lo que te prepara para cargos en sectores productivos y de servicios. El principal objetivo de este modelo de educación es llevar el conocimiento teórico directamente a la práctica, por eso un semestre completo está dedicado a vivir una experiencia laboral desde el campo que hayas elegido.

El tiempo de estudio de un técnico laboral es mucho menor al de una carrera profesional, dura en promedio un año y medio a dos. Al ser una carrera corta permite organizar tus actividades permitiendo empezar una vida laboral a más temprana edad. Otro beneficio es que los semestres son más económicos con respecto a modelos de educación tradicionales, lo que permite un mayor acceso a toda la población.

Uno de los datos más relevantes es que el 80% de las plazas laborales actualmente son de cargos técnicos y apenas un 20% corresponde a cargos de profesional universitarios. Al ser tan elevada la demanda probablemente acceder al mercado laboral sea más fácil y rápido.

No son carreras que tengan una elevada demanda, por eso cuando sales al campo laborar es más fácil ubicarse en un puesto de trabajo, algunos salarios se acercan a los de un profesional.

El Centro de Educación para el Trabajo (CET) tiene 10 carreras técnicas, con un programa académico que se enfoca en las necesidades actuales de las compañías, además fortalecemos el pensamiento emprendedor y la generación de autoempleo.

Estudia en 2019 con los precios del 2018. Para conocer carreras, temáticas y costos ingresa al siguiente link https://educacioncafam.wixsite.com/tecnicoslaborales

Etiquetas : destacados

Dejar un comentario