Desde muy pequeños estamos acostumbrados a escuchar que la selva amazónica es el pulmón del mundo, sin embargo esto podría cambiar drásticamente y afectar el ecosistema de todo el continente.

Tan solo en Colombia, por causa de los incendios forestales, el fuego consumió miles de hectáreas de bosque durante el 2018.

«Si esto continúa así, -entre otros aspectos- la Amazonía podría llegar a un punto de no retorno en el que sería imposible su recuperación».

Aunque el panorama parece desalentador, no todo está perdido. Esa es una de las conclusiones del primer Encuentro Regional de Programas y Proyectos del Bioma Amazónico que se realizó en Bogotá el año pasado, donde participaron más de 60 representantes de 37 iniciativas que buscan la conservación de la selva del Amazonas.

En el encuentro, liderado por el proyecto Integración de las Áreas Protegidas del Bioma Amazónico (IAPA), con el apoyo de la Unión Europea, compartieron sus experiencias iniciativas de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Guyana Francesa y Perú. El objetivo fue generar diálogos y sinergias regionales para la consolidación de la Visión Amazónica y el fortalecimiento de la Red Latinoamericana de Parques – Redparques[1].

Sin embargo, y como recomendaron los expertos que participaron del encuentro, aún estamos a tiempo para salvar la Amazonía y preservarla tal como la conocemos. Para esto hay que dedicar esfuerzos en las «áreas protegidas y los territorios indígenas, así como promover un trabajo más allá de las fronteras entre las organizaciones que trabajan en la región a través de acciones coordinadas, como el plan de trabajo de la Visión Amazónica de la Redparques, para lograr resultados más efectivos».

Destacado: La selva amazónica es el hogar de más de 40.000 especies de plantas, 400 especies de mamíferos y 3.000 especies de peces.

¿Qué podemos hacer para conservar este ecosistema?

Desde nuestro entorno particular:

  • Reutilizar el agua que esté en condiciones adecuadas teniendo en cuenta no afectar la salud de los miembros del hogar.
  • Usar la energía eléctrica absolutamente necesaria para nuestras labores y actividades diarias.
  • No arrojar basura en las calles y reciclar al máximo los materiales reutilizables. (Evitar la compra de plásticos o aluminios).

Desde el entorno social[2]:

  • Velar por la rehabilitación e incremento de la productividad de tierras deforestadas.
  • Vigilar la expansión de las áreas protegidas.
  • Estar atentos al desarrollo basado en los conceptos del uso sustentable en algunos de los bosques existentes.

Desde el gobierno:

  • Reforma a las políticas de tenencia de la tierra.
  • Cumplimiento de la ley.

Destacado: La selva amazónica es todavía la selva tropical más extensa del mundo con más de un millón de hectáreas.

La selva amazónica es un lugar mágico donde viven los animales más exóticos y suceden las más maravillosas historias. Muchas de ellas reales y otras un tanto fantásticas. Como el caso de Mowgli quien fue abandonado en la selva amazónica y luego fue rescatado por una manada de lobos que lo hicieron parte de ellos.

Si quieres conocer el final de esta hermosa adaptación, ven al Teatro Cafam. Adquiere tus entradas en primerafila.com.co o ingresando aquí

[1] https://sostenibilidad.semana.com/tendencias/articulo/amazonia-aun-es-tiempo-de-salvar-la-selva-tropical-mas-grande-del-planeta/39709
[2] https://global.mongabay.com/es/rainforests/amazon/amazon_conservation.html
Etiquetas : destacados

Dejar un comentario