El 31 de mayo de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus asociados mundiales celebran el Día Mundial Sin Tabaco. Esta campaña es una oportunidad para concientizar a todas las personas sobre los efectos nocivos del consumo de tabaco y exposición al humo de tabaco ajeno. El tema central para este año es «el tabaco y la salud pulmonar», con el fin de mostrarles las consecuencias negativas para la salud pulmonar, que van desde el cáncer hasta enfermedades respiratorias crónicas.

El papel fundamental que desempeñan los pulmones para la salud y el bienestar de todas las personas.

Enfermedades en que el tabaco pone en peligro la salud pulmonar

Cáncer de pulmón: Fumar tabaco es la principal causa del cáncer de pulmón, responsable de más de dos tercios de las muertes por cáncer de pulmón en todo el mundo. La exposición al humo de tabaco ajeno en el hogar o en el lugar de trabajo, también aumenta el riesgo de cáncer de pulmón. Cuando un paciente deja de fumar, solo después de 10 años, el riesgo de cáncer de pulmón se reduce a aproximadamente la mitad de un fumador recurrente.

Enfermedades respiratorias crónicas: Esto es una afección en que la acumulación de mucosidad con pus en los pulmones provoca una tos dolorosa y terribles dificultades respiratorias. El riesgo de desarrollar EPOC es particularmente alto entre las personas que comienzan a fumar a una edad temprana, ya que el humo del tabaco retrasa significativamente el desarrollo pulmonar.

A nivel mundial, se calcula que 165.000 niños mueren antes de cumplir 5 años por infecciones de las vías respiratorias inferiores causadas por el humo de tabaco ajeno.

Tuberculosis: La tuberculosis (TB) daña los pulmones y reduce la función pulmonar, lo que se ve agravado por el tabaquismo. Debido a esta infección mueren alrededor de una cuarta parte de la población.

Ten en cuenta estas enfermedades y cuida tu salud. Ante cualquier malestar similar a los ya enunciados se debe consultar de inmediato al centro médico más cercano.

Etiquetas : destacados