El flamenco es un arte que nació en Andalucía, España, y reúne varios elementos como el baile, el canto y la guitarra. Es el fruto de la mezcla cultural gitana, árabe, cristiana y judía. El flamenco es un arte reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco desde el año 2010.

Los ailaores y bailaoras interpretan cada pieza con movimientos de brazos, cuerpo y zapateos acordes a cada palo flamenco, acompañados por la melodía de la guitarra y la voz profunda del intérprete.

«Es un signo de identidad de numerosos grupos y comunidades, sobre todo de la comunidad étnica gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución. La transmisión del flamenco se efectúa en el seno de dinastías de artistas, familias, peñas de flamenco y agrupaciones sociales, que desempeñan un papel determinante en la preservación y difusión de este arte». Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Antes de contarte quienes son, para nosotros, los mejores exponentes de este género, vale la pena que conozcas el significado del término cante: «Se le conoce como la acción de cantar cualquier canto andaluz. Esto hace al flamenco uno de los estilos más complicados y únicos en el mundo. Y a quienes realizan este canto se les conoce como cantaor»[1], en vez de cantante.

Esta son nuestros tres mejores cantaores:

Diego el Cigala: Ramón Jiménez Salazar empezó a demostrar sus dotes para el flamenco desde pequeño. Sus colaboraciones en cine se unen a sus discos y múltiples premios recibidos gracias a su éxito como cantaor.

Carmen Linares: ocupa uno de los lugares privilegiados dentro del mundo del flamenco. Fue una de las primeras cantaoras en actuar en el Lincoln Center junto a la orquesta filarmónica de Nueva York.

Miguel Poveda: uno de los grandes cantaores de la actualidad, cuenta con múltiples premios y participa en varios festivales de música, tanto nacionales como internacionales.

El baile es muy expresivo y cada parte del cuerpo se mueve coordinadamente: los pies, las piernas, las caderas, la cintura, los brazos, las manos, los dedos, los hombros, la cabeza, en fin… todo el cuerpo juega de forma armónica al ritmo de la música y el cantar.

Etiquetas : destacados

Dejar un comentario