Las vacunas están diseñadas para brindar protección contra enfermedades graves como el tétano, la poliomielitis, el sarampión, las paperas y la gripe, o influencia.

Conoce los momentos para aplicar cada una de las vacunas:

Al momento de nacer:

  • Hepatitis B – Previene una enfermedad viral que afecta al hígado.
  • Tuberculosis o BCG – Protege al bebé contra la bacteria mycobacterium tuberculosis la cual afecta principalmente los pulmones.

 

A los 2 meses:

  • Pentavalente – previene tétano, la difteria, tos ferina, influenza tipo B y la poliomielitis.
  • Neumococo – protege al bebé de neumonía y meningitis.
  • Hepatitis B (refuerzo).
  • Rotavirus – previene la diarrea causada por este virus.

 

A los 4 meses:

  • Pentavalente (refuerzo).
  • Neumococo (refuerzo).
  • Rotavirus (refuerzo).

 

A los 6 meses:

  • Pentavalente (2° refuerzo).
  • Rotavirus (2° refuerzo).
  • Hepatitis B (2° refuerzo).
  • Anti influenza – los protege contra el virus ARN, que afecta las vías respiratorias.

 

A los 7 meses:

2da. Anti Influenza (refuerzo).

Al año:

1ra. SRP – Previene el sarampión, la rubéola y las paperas.

Al año y medio:

4ta. Pentavalente (3° refuerzo).

A los 4 años:

DTP – Protege al bebé de difteria, tosferina y el tétano.

A los 6 años:

2da. SRP (2° refuerzo).

A los 12 años:

VHP – Desde el 2008 se aplica la vacuna contra el virus del papiloma humano en niñas de 11 años.

 

¿Cómo funcionan las vacunas?

Las vacunas se elaboran con versiones debilitadas de las bacterias o virus que producen una enfermedad en particular. Cuando estos virus y bacterias se inyectan en el cuerpo o se dan oralmente, el sistema inmunológico prepara un ataque que estimula la producción de anticuerpos.  Una vez producidos, estos anticuerpos permanecen activos en el cuerpo  del bebé, con el fin de que en el momento es que esté expuesto a la enfermedad real, los anticuerpos estarán listos para hacerle frente.

Etiquetas : destacados

Dejar un comentario