Ser madre es algo que cada día cambia y obliga a las mamás a reinventarse tanto en la forma como ven el mundo, así como en la forma de educar a sus hijos. Asimismo es una de las experiencias más entrañables y placenteras que se puedan vivir.

Sin embargo hay algo que aunque pase el tiempo no cambia, son los cuentos que nos han narrado desde niños, estas historias maravillosas llenas de fantasía y moralejas, se han mantenido a lo largo de los años gracias a tradición oral de nuestros abuelos.

Estos cuentos tradicionales son diferentes entre sí y tratan de enseñar valores diferentes, pero a todos ellos les une algo común, las moralejas siempre enfocadas de forma positiva.

Caperucita roja es una historia para niños partir de 3 años, que enseña valores como la obediencia y la prudencia.

El patito feo es otra historia para niños a partir de 4 años que habla de la humildad, bondad y sobre todo, no juzgar por las apariencias a las demás personas.

La literatura infantil colombiana está influenciada por las obras de Rafael Pombo con historias como Simón el bobito, La pobre viejecita o El renacuajo paseador. Estas historias se han mantenido en nuestra memoria  acompañando los mejores momentos de nuestra infancia.

Este año, el Teatro Cafam tiene una puesta en escena para seguir cultivando los valores de la familia. Cuentos rimados para niños educados cuenta la historia de los habitantes de un barrio llamado Fondo de Porra, quienes enfrentan diferentes y serios acontecimientos. La astuta gata Mirringa Mirronga heredó una fortuna de su antigua dueña, la pobre viejecita, y con ella construyó un imperio de venta de dulces…

Si quieres conocer el final de esta historia y todas las aventuras de sus personajes, te invitamos a ver la obra completa en nuestro Teatro Cafam

Compra las boletas aquí