Son las cuatro de la mañana, Martha se despierta y empieza a alistarse para su día. Siendo las cinco de la mañana ya está lista para salir de su casa, deja organizadas un par de cosas y sale con un morral. Lleva puesta una camiseta azul, un pantalón suelto, una trenza en el cabello y tenis.

Durante quince minutos toma a pie una vía empinada hasta llegar a una casa de un piso la cual está pintada de color amarillo. No tiene dirección ni ninguna otra señalización, lo que sí tiene es un letrero hecho a mano que dice «Lugar de sonrisas».

Martha, un poco fatigada por la caminata entra y deja su morral encima de una mesa, toma un delantal que tiene varios colores y dibujos impresos, e ingresa a la cocina.

Saluda a Rosalba y Teresa; dos amigas que día a día ayudan a Martha a brindarle educación y alimento a veinte niños que por situaciones de la vida, no cuentan con los recursos suficientes para ser llevados a la escuela por sus padres.

Martha, con cuarenta y dos años de edad, es una mujer que cuatro años atrás sintió la necesidad de crear un espacio de entretenimiento y aprendizaje, naciendo así «Lugar de sonrisas» debido a que en su comunidad los niños pasaban todos los días solos en casa o caminando por las calles, siempre buscando algo qué hacer.

Este es solo un ejemplo de los miles de casos de obras invisibles que luchan con firmeza, entereza y amor, trabajando por contribuir a la construcción de una mejor sociedad.

 

El Premio Cafam a la Mujer busca reconocer a las lideresas que son apasionadas, valientes, luchadoras y emprendedoras, colombianas que día a día dedican su vida al servicio de los demás.

Con este homenaje, Cafam busca brindarles nuevas herramientas y visibilizar a las mujeres que muchas veces trabajan con su comunidad de manera silenciosa, haciendo visible lo invisible. Si conoce una mujer que cumpla con los requisitos postúlala del 1 de agosto al 2 de noviembre de 2018.

Conoce más información aquí 

Etiquetas : destacados

Dejar un comentario