En los primeros meses de vida de tu hijo es de vital importancia iniciar a amamantarlo, ya que de 0 a 6 meses los bebés, al ser tan pequeños requieren de muchos nutrientes con el fin de fortalecer sus defensas y tener un crecimiento sano.

El momento ideal para iniciar con esta alimentación exclusiva es durante la primera hora después del parto, ya que además de suplir una necesidad natural de tu hijo, proporciona vitaminas y agua, contribuyendo al fortalecimiento de la relación madre e hija(o).

“La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda que a los seis meses (180 días) se empiece a dar a los lactantes alimentos complementarios, y continuar con LA LECHE MATERNA hasta los 2 años o más”.

Recuerda: entre más amamantes a tu recién nacido mayor producción de leche tendrás.

Dejar un comentario