A lo largo de su vida la mujer experimenta cambios hormonales, también en su alimentación, peso y embarazo, entre otros factores que hacen que los senos pierdan firmeza. El busto es tejido adiposo y colágeno que está unido a un músculo conocido como pectoral mayor, con el paso del tiempo el tejido se va adelgazando, pierde rigidez y elasticidad haciendo que disminuya su firmeza.

Cuidarlos no requiere de mucho esfuerzo, estos son algunos consejos para que mantengas tus senos firmes.

Agua fría

Es bueno darse duchas de agua fría no solo ayuda a mantener tonificada los senos sino el resto del cuerpo. Si definitivamente no es lo tuyo, puedes comprar unas compresas y colocarlas en la zona, esto te asegurará el mismo efecto.

Mantén tu postura correcta

¡No arquees tu espalda! visualmente hará que tus senos se vean más pequeños, además el músculo (pectoral mayor) se relaja haciendo que tus senos pierdan firmeza. Por eso recuerda siempre estar en la posición correcta.

Brasier de la talla correcta

A la hora de escoger un sostén es importante que encaje adecuadamente en el busto es decir que lo sostenga, pero que no lo apriete pues si presiona en exceso puede bloquear la circulación sanguínea.

Protégelos del sol

Recuerda que demasiada exposición al sol genera resequedad y hace que la piel pierda su elasticidad, siempre que vayas de viaje o uses escotes aplica protector solar en esta zona, además te ayudará a prevenir la aparición de manchas.

Aceite de oliva

Este producto tiene antioxidantes y ácidos grasos que ayudan a prevenir la caída del busto, úsalo 3 o 4 veces por semana recuerda frotar el pecho en forma circular por alrededor de 10 minutos.

La variación de peso en las mujeres causa pérdida de tejido adiposo haciendo que los senos no se adecuen rápidamente a su tamaño, es por esto que rebajar algunos kilos se debe hacer de una manera controlada y con una dieta supervisada por un profesional.

También te recomendamos una mascarilla para hidratar la piel, mezcla dos cucharas de avena, aceite de oliva, almendras y miel, aplícala sobre el busto de forma circular y déjala por 20 minutos, después retira con agua fría.

 

¡Pon en práctica estos tips y cuéntanos tus resultados!

Etiquetas : recientes

Dejar un comentario