Llego el tan anhelado día en el que dejas la casa de tus padres y te preparas para empacar tus maletas, inicias un proyecto de vida con nuevas responsabilidades y quehaceres, sabemos que estás muy emocionado por que te sientes así:

sé realista

Lo primero que debes tener en cuenta son tus ingresos y aunque parece algo obvio, en verdad debes revisar tus finanzas, sacar la calculadora y verificar uno a uno los gastos que tendrás diariamente. Si tienes un salario fijo da un paso adelante, pero si no tienes un trabajo estable o tienes entradas ocasionales habrá que esperar pues es mejor pisar un terreno seguro.

El tema monetario pasará a primer plano, es importante calcular los gastos fijos como: alquiler, servicios (agua, luz, electricidad, gas) y la comida, el resto serán opcionales, por ejemplo: Internet, Netflix, Spotify, televisión por cable, entretenimiento, decoración, tecnología, electrodomésticos, entre otros.

Con las cuentas claras es necesario encontrar un lugar o espacio que realmente se adecue a ti, evalúalo en compañía de tus padres, amigos, pareja o algún familiar y pídeles su opinión, esto te ayudará a evaluar los pros y los contras antes de arrendar o comprar. Recuerda evaluar que todo el lugar se encuentre en buen estado, que los baños funcionen, que no haya humedad, que puertas, ventanas y repisas se encuentren en perfecto estado.

Es cuestión de supervivencia

Irse a vivir solo no significa que debas amoblar tu vivienda por completo, puedes empezar por las cosas más esenciales, por eso hemos preparado una lista con algunos de los artículos básicos que deberías comprar o llevar contigo.

1. Cama, colchón, sábanas, cobijas y almohadas
2. Refrigerador
3. Vasos, platos, cubiertos y cuchillos
4. Un sartén y una olla
5. Caneca de basura
6. Todos los artículos de aseo necesarios como: Trapero, recogedor, escoba, jabón, cloros, jabón para la loza, guantes, entre otros

Estos no son estrictamente necesarios, pero facilitarán tu vida. Si tienes el presupuesto necesario puedes adquirir:

1. Lavadora
2. Licuadora
3. Televisor
4. Computador
5. Equipo de sonido

¡Es normal que tengas miedo! Las tareas como barrer, trapear, lavar y organizar serán cotidianas, también es probable que olvidemos cosas como pagara facturas o llevar comida a casa, pero el tiempo hará que nos acostumbremos a realizarlas.

Mudarse requiere de dinero, tiempo y perseverancia, pero vale la pena tener tu propio espacio.

Etiquetas : recientes

6 comentarios

  1. No es necesario irte de casa. Ahí, puedes tener tu espacio. Acomodarse a las normas, horarios y no volverse un estorbo. Ahh!! el aporte económico es muy importante.

Dejar un comentario