Seguramente has escuchado que la mascota que eliges dice mucho de ti, de tu personalidad y tus hábitos, por eso te invitamos a revisar las siguientes características que pueden ayudarte a elegir qué mascota puede ser tu mejor compañía.

¿Te gustan los perros?

Si eres una persona confiable, cariñosa, amistosa y auto disciplinada; una muy buena elección para ti sería un perro, ya que es fiel a su amo y requiere de cariño constante. Pero así como tú, ellos también tienen rasgos que los caracterizan e identifican, y el conocerlos ayuda a saber cuál es el que más se ajusta a tus hábitos, gustos y al espacio donde vives.

Extrovertido: Razas como los collies, heelers, coris, dálmatas, bulldogs, caniches, schnauzer y shar pei, necesitan un propietario extrovertido, hablador, sociable y divertido.

Simpático: Si eres simpático, amable, sociable y que trata de hacer que otras personas se sientan a gusto, las razas ideales podrían ser labradores, golden retriever, cocker spaniels, wimaraners, yorkshire terriers, chihuahuas o pomeranos.

Organizado: Si eres obediente, disciplinado, con amor por el orden y los horarios, tu raza podría ser dálmata, bulldog, caniche, schnauzer, shar pei, Chow Chow, Shih Tzu, o un Boston Terrier.

Tranquilo: Si te consideras tranquilo, sereno, calmado, nada te afecta, no te estresas ni sufres de ansiedad, lo más recomendable es que tengas un perro de raza Rhodesian Ridgeback, un Perro Salchicha, un Lebrel o un Galgo.

¿Te gustan los gatos?

Si eres una persona analítica, desconfiada, independiente e introvertida, pero tienes una gran capacidad intelectual, un gato es la mascota ideal para ti, ya que a diferencia de los perros, los gatos son muy independientes y solitarios. Además son perfectos para las personas que pasan largas horas fuera de su casa y que prefieren una mascota que no les exija mucho tiempo ni atención.

¿Te gustan los peces?

Si consideras que tienes una confianza inquebrantable, te gusta soñar, eres fiel, rutinario, no cuentas con mucho espacio en casa, ni tiempo. Los peces son ideales para ti, ya que no requieren mucha dedicación al día, son buena compañía y reflejan alegría e inspiración por los colores que tienen.

¿Te gustan los roedores?

Si eres directo, sincero, ingenuo y te gusta almacenar muchos recuerdos, entonces te vas a sentir identificado con un pequeño hámster o un conejito. Pero si eres de las personas que se apegan mucho, un roedor no es para ti ya que estos animalitos no suelen tener mucho tiempo de vida y su partida podría romperte el corazón.