Un concurso de talentos es un espectáculo donde varios concursantes muestran sus habilidades delante de un jurado y/o público, a veces para obtener un premio o trofeo. A menudo, las actuaciones se valoran con un jurado detrás que opta o no para dar al premio, de vez en cuando, a los concursantes se les asigna un puesto de ganador y finalistas. En este caso, se les da el primer puesto al ganador y el segundo y tercero, a los finalistas.

En su mayoría, los concursos de talentos suelen ser de tipo artístico: actuación, música, danza, acrobacias, etc. Sin embargo, también hay concursos de talento deportivo o culinario, entre otras actividades.

En los últimos tiempos, los concursos de talentos se han convertido en un género notable de telerrealidad, que ha catapultado a algunos artistas aficionados a la fama, y la carrera profesional de éxito comercial, con exponentes convertidos en franquicias internacionales como Got Talent, Popstars, Factor X, The Voice, World Of Dance, etc.

¿De dónde viene esta ola?

El uso del formato en España puede rastrearse hasta los pasos iniciales de la televisión en España en la década de 1950. En aquel momento una recién nacida televisión española programó Hacia la fama (1957-1959), con Ángel de Echenique y Blanca Álvarez, que buscaba nuevos talentos en el campo de la música, literatura, mímica y baile. Seguirían a lo largo de los años Caras nuevas (1957), con Blanca Álvarez y María José Valero; Primer aplauso (1959), programa en el que se descubrió a Rocío Dúrcal, y así como estos, muchos otros sucedieron a esta moda.

Hoy en día son más frecuentes y se realizan para destacar las habilidades de las personas en diferentes disciplinas.

 

3 comentarios

Dejar un comentario