Estamos en el Mundial de la FIFA Rusia 2018, y con él hay muchas especulaciones sobre los futbolistas, su estado de salud y el recelo de los entrenadores al momento de incorporar a sus jugadores estrella, durante los primeros encuentros futbolísticos.
Es importante tener en cuenta que este recelo corresponde al interés de los entrenadores por evitar una de las lesiones más comunes en este deporte; la rotura de ligamento cruzado.

Pero ¿qué es y cómo se trata esta lesión? Aquí te lo contamos
Para entenderla, debes saber que las rodillas se encuentran aseguradas por cuatro ligamentos; los cruzados anterior y posterior y los laterales internos y externos. Estos ligamentos evitan que al realizar algún movimiento, la articulación sobrepase los límites normales de la anatomía al flexionar la pierna o extenderla.

¿Qué causa esta rotura?
Normalmente los cambios bruscos de dirección son los que generar este tipo de lesiones. Una desaceleración o un golpe en la rodilla son las causas más comunes.

¿Cómo tratarla?
Tan pronto seas diagnosticado por el médico especialista, deberás seguir las recomendaciones que se te indiquen. Adicionalmente puedes seguir las siguientes recomendaciones:
• Poner hielo sobre la zona afectada cada dos horas, por máximo quince minutos, durante cuatro días.
• Guardar absoluto reposo.
• Usar vendaje para comprimir la rodilla.
• Asistir a las terapias de rehabilitación que te indique el médico tratante.

Dejar un comentario